El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, ordenó una movilización militar general

- - 0 160 Views
Escrito por Carmela Pérez, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos. 

A últimas horas del día de ayer, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky ordenó una movilización militar general con el fin de “garantizar la defensa del Estado, mantener la preparación para el combate y la movilización de las Fuerzas Armadas de Ucrania, y otras formaciones militares”.

Según la declaración emitida por Zelensky, la movilización general se llevará a cabo en un plazo de 90 días desde la entrada en vigor del decreto ordenado, y será aplicable en las 25 regiones de Ucrania, incluyendo la capital, Kyiv. La movilización incluye el alistamiento de reclutas, reservistas para el servicio militar, su entrega a las unidades militares e instituciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania y otros servicios de seguridad estatal. Además, se prohibió a todos los ciudadanos varones de 18 a 60 años salir del país. Esta última medida se produce cuando cientos de personas intentaban huir hasta el oeste en automóviles, generando un atascamiento en las autopistas que conducen hacia el oeste de la capital y la frontera con Polonia.

Estas acciones fueron tomadas en respuesta a la cifra de muertos, que, tras un día de iniciada la invasión, asciende a 137 personas, mientras que la cifra de heridos se estima en 316. De igual forma, se produce después de que, en un discurso televisado, Zelensky criticara a Occidente por no “defenderlos” tras la invasión rusa, diciendo: “¿quién está preparado para luchar con nosotros? no veo a nadie”. El discurso sigue a los anuncios de la OTAN y Estados Unidos, quienes comunicaron que, si bien iban a reforzar las fronteras de los países colindantes con Ucrania, no iban a enviar tropas dentro de su territorio. 

Bajo la misma línea, el día de ayer, el presidente estadounidense Joe Biden anunció una serie de sanciones de carácter económico que iba a aplicar Estados Unidos sobre Rusia. Por un lado, anunció sanciones a bancos rusos, que en conjunto tienen alrededor de 1 billón de dólares en activos. También, manifestó que iba a limitar la capacidad de Rusia para hacer negocios como parte de la economía global, además de detener la capacidad de financiar y hacer crecer el ejército ruso, y deteriorar su capacidad para competir en la economía de alta tecnología del siglo XXI.

Tras haber anunciado las sanciones económicas, Biden afirmó que Estados Unidos no se iba a enfrentar directamente contra las fuerzas militares rusas, manifestando que “se trata de movimientos totalmente defensivos por nuestra parte. No tenemos intención de luchar contra Rusia”. Como mencionado previamente, esto se suma a la reticencia por parte de la OTAN a enviar tropas dentro del territorio ucraniano, a pesar de haber activado las tropas de refuerzo en territorios miembros (esta es la primera vez que la OTAN activa la Fuerza de Respuesta). 

Respecto a la posible expulsión de Rusia del SWIFT (Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales), que es considerada como una de las sanciones más severas que se puede aplicar en contra de este país, Biden negó que sea una posibilidad por el momento, afirmando que las sanciones impuestas contra los bancos serían suficientes. De igual forma, la Unión Europea se abstuvo de expulsar a Rusia del Swift, ya que esta medida sólo era apoyada por los mandatarios de Canadá y el Reino Unido. Esto provocó que el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania expresara su enojo, declarando que la “sangre de hombres, mujeres y niños ucranianos inocentes” sería responsabilidad de aquellos que decidieran no expulsar a Rusia del sistema financiero. 

Por otro lado, la invasión a Ucrania fue iniciada durante la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la cual era presidida por el embajador ruso, Vasily Nebenzy. Durante esta reunión, que fue convocada en respuesta al escalamiento en las tensiones que se preveía entre Rusia y Ucrania, Estados Unidos había propuesto una serie de sanciones, sin embargo, siguiendo el anuncio de Putin del inicio de la operación militar en Ucrania, esta fue desechada. Tras la invasión, se redactó un documento que contenía sanciones más severas, sin embargo, después de la votación (que se realizó el día de hoy) Rusia ejerció su poder de veto en contra de esta resolución. Esta acción fue condenada por los miembros del Consejo, ya que, previo al veto, el único voto en contra de esta resolución provenía de Rusia. 

En cuanto a las personas que han empezado a huir hacia el oeste, el departamento de Seguridad Nacional de Polonia indicó que, en las últimas 24 horas, cerca de 29 000 personas cruzaron la frontera Ucrania-Polonia, y miles de estos se declararon como refugiados de guerra. Los ministros del interior de Rumania y Eslovaquia anunciaron que sus respectivos gobiernos están considerando distintas acciones para acoger el gran influjo de personas que se estima que van a recibir. Mientras tanto, Hungría ha extendido la protección legal a quienes huyen de la invasión rusa hacia su territorio. Por otro lado, Gran Bretaña no ha establecido una ruta para que los refugiados ucranianos lleguen a las costas del Reino Unido y ha dejado de aceptar solicitudes de visa para los ucranianos, lo que significa que no existe una ruta segura y legal para que estos busquen asilo en Gran Bretaña a menos que tengan un pariente británico directo. Respecto a los ciudadanos peruanos varados en Ucrania, la Cancillería ha informado que 291 peruanos se encuentran registrados, y 196 de estos se encuentran en una lista para poder ser evacuados. 

Fuentes: CNN en Español, El Peruano, BBC News, Reuters, The Independent, Gestión, The Guardian, The Associated Press.

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook