Francia declara ilegal las terapias de conversión para las personas LGBT+

- - 0 151 Views
Escrito por Carmela Pérez, miembro de la Comisión de Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos.

El martes 25 de enero, una nueva ley que criminaliza la terapia de conversión contra las personas LGBT+ fue aprobada por unanimidad por la Asamblea Nacional de Francia, con 142 votos a favor de la nueva medida. Esta ley representa un avance trascendental en temas de protección de los derechos de la comunidad LGBT+.

La ley entrará en vigencia dentro de los próximos 14 días, una vez que sea promulgada por el presidente Emmanuel Macron. El mandatario celebró la decisión mediante sus redes sociales, escribiendo que “ser uno mismo no es un delito, porque no hay nada que curar”, haciendo alusión a que, por lo general, las terapias de conversión son consideradas “curas para la homosexualidad”. Previamente, el proyecto de ley había sido aprobado por el Senado francés con una abrumadora mayoría de 305 votos a favor, y 28 en contra. Esta iniciativa fue presentada por el partido oficialista, En Marche, pero contó con el respaldo de todos los partidos. La nueva ley ha sido aprobada 40 años después de la descriminalización de la homosexualidad en este país, y nueve años después de la aprobación del matrimonio igualitario.

Bajo la nueva legislación, las terapias de conversión serán añadidas al código penal francés bajo la condición de delito, y cualquier persona condenada en virtud de la nueva ley podría enfrentarse a multas de hasta 30 000 euros y dos años de cárcel. De igual forma, cuando esta práctica sea ejercida en agravio de un menor de edad o una persona discapacitada, el castigo aumentará a 45 000 euros y tres años de prisión.

En junio del 2020, las Naciones Unidas emitieron un reporte en el cual se documentaba el alcance global y el impacto de la terapia de conversión en personas LGBT+. En el reporte se dejaba en claro que la terapia de conversión no es respaldada por evidencia científica, y se utilizaba la palabra “tortura” para describir el tipo de acciones que se realizan al tratar de cambiar la orientación sexual o identidad de género de las personas, ya que las diversas acciones que se toman como parte de esta práctica tienen profundas consecuencias en la integridad y bienestar físico y psicológico de las personas que se ven obligadas a sufrirlas. Asimismo, el reporte establece que la mayoría de personas que fueron sometidas a esta práctica la sufrieron cuando eran niños, y el 80% eran menores de 24 años.

Desde el Equipo de Derechos Humanos saludamos la decisión del parlamento francés, ya que reconoce lo nociva que resulta esta práctica y apertura la vía legal para la protección de las víctimas. Igualmente, deja implícito que la orientación sexual y la identidad de género no es algo que pueda ser modificado, además de indicar que cualquier intento de hacerlo representa un atropello a los derechos de las personas LGBT+. Sin embargo, cabe recordar que, junto con Francia, sólo otros seis países han declarado ilegal la terapia de conversión: Alemania, Malta, Ecuador, Canadá, Brazil y Albania. Teniendo en cuenta que esta práctica ha sido desacreditada y denunciada por expertos alrededor del mundo, urge que los estados sigan el ejemplo demostrado por Francia y prohíban las terapias de conversión.

Fuentes: BBC, NBC News y La República

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Síguenos

Facebook