Mujeres rurales y políticas públicas excluyentes: Sobre la necesidad de incluir un enfoque interseccional

- - 0 420 Views
Escrito por Andrea López, integrante de la Comisión de Género del Centro Federado de la Facultad de Derecho PUCP. 

El pasado 15 de octubre, se celebró el Día Internacional de las Mujeres Rurales, bajo el tema “Las mujeres rurales cultivan alimentos de calidad para todas las personas”. Esta conmemoración fue declarada el 18 de diciembre de 2007 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el propósito de reconocer «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural» (ONU Mujeres, 2021a). 

El tema de este 2021 pretende destacar el rol fundamental que desempeñan las mujeres y niñas rurales en los sistemas alimentarios de todo el mundo, quienes representan algo más del 40% de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo (ONU Mujeres, 2021b). Así, se denota que la lucha contra la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición tienen como eje esencial el empoderamiento de las mujeres y niñas rurales, así como la consecución de la igualdad de género, pues, como señala este organismo, si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, la producción agrícola en los países en desarrollo aumentaría entre 2,5 y 4% y el número de personas desnutridas en el mundo disminuiría aproximadamente entre un 12% y un 17% (ONU Mujeres, 2021b).

De acuerdo con ONU Mujeres, las mujeres y las niñas tienen mayor predisposición a ser pobres, a carecer de acceso a los bienes, la educación, la sanidad y otros servicios esenciales, además de padecer con mayor intensidad los efectos del cambio climático en comparación con los hombres. Ahora bien, de acuerdo con casi todos los indicadores de género y desarrollo, las mujeres rurales se encuentran en condiciones de mayor precariedad que los hombres rurales, y las mujeres y los hombres urbanos. Es posible explicar esta situación a partir del concepto de la “interseccionalidad”, por el cual se advierte cómo otras formas de desigualdad estructural se entrecruzan y agravan la desigualdad por razón de género que ya sufre este sector marginado de la población. Por esta razón, pese a ser tan productivas y buenas gestoras como sus homólogos masculinos, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor (ONU Mujeres, 2021c). 

Según el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, en su Recomendación general núm. 34 sobre los derechos de las mujeres rurales, estas no solo soportan la mayor parte de la carga de trabajo no remunerado, debido a los roles estereotipados de género, sino que carecen de un acceso equitativo a servicios públicos y a infraestructuras. Es menos probable que hayan recibido educación y corren mayor riesgo de ser víctimas de la trata y el trabajo forzoso, así como el matrimonio infantil y forzado, y otras prácticas nocivas (CEDAW/C/GC/31-CRC/C/GC/18). También, se ven afectadas de manera desproporcionada por la violencia de género y la falta de acceso a la justicia y a recursos jurídicos eficaces. Además, tienen más probabilidades de verse excluidas de los puestos de liderazgo y toma de decisiones dentro de sus comunidades y hogares

Por estas razones, el Comité manifiesta la necesidad urgente de promover la protección de sus derechos humanos. Señala, que, «en numerosos Estados, los derechos y las necesidades de las mujeres rurales no se atienden lo suficiente o se ignoran en las leyes, las políticas nacionales y locales, los presupuestos y las estrategias de inversión a todos los niveles. Incluso, cuando existen leyes y políticas que tienen en cuenta la situación de las mujeres rurales y prevén medidas especiales para atenderla, a menudo no se aplican» (2016). Este sería el caso de Perú, según el estudio de Iniciativa Basada en Compromisos Mujer Rural y Derecho a la Tierra – ILC LAC sobre la situación de las mujeres rurales en el país. Sus resultados señalan que el Estado peruano no tendría claridad respecto a los diversos tipos de discriminación que sufren las mujeres, especialmente las de sectores rurales, lo cual tendría repercusiones al momento de desarrollar e implementar políticas destinadas a la atención de sus necesidades y derechos (2017). De esta manera, se evidencia, en el Perú, una indiferencia y vulneración constantes a los derechos de las mujeres rurales, a pesar de que el trabajo que estas mujeres y niñas realizan, especialmente en actividades agrícolas y pecuarias, contribuye de forma importante no solo a la economía rural, sino también en la seguridad alimentaria de sus comunidades y en la resiliencia climática del país,- pues «ellas producen gran parte de los alimentos que consume la ciudad, aseguran la seguridad alimentaria local, protegen la biodiversidad y el medio ambiente».

Dicho informe menciona, además, numerosos instrumentos normativos emitidos que no incorporaron las medidas y la articulación necesarias para responder efectivamente a estos problemas. Refiere, por ejemplo, a la Ley 27558, de Fomento de la Educación de las Niñas y Adolescentes Rurales, la cual, si bien ha logrado avances en el acceso en igualdad de condiciones a la educación básica regular, fracasó en eliminar la disparidad para las niñas y adolescentes rurales en el acceso a una educación de calidad, infraestructura idónea y tecnología, en especial para las de las poblaciones indígenas. También, cita a la Ley 29600, que fomenta la reinserción escolar por embarazo, la cual no contó con una eficaz difusión en la comunidad educativa y, por ende, no se vieron avances en el objetivo propuesto. Estas iniciativas no tomaron en cuenta aspectos relevantes como la distancia geográfica y las barreras socioculturales y lingüísticas que obstaculizan el acceso a la educación, permanencia y culminación oportuna de las niñas y adolescentes rurales (2017). 

Igualmente, se alude a la política de desarrollo e inclusión social focalizada en personas provenientes de hogares rurales que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social viene implementando desde el 2012, a partir de la priorización del bienestar de la infancia y de madres gestantes. De esta se reprocha su falta de atención a la carga del trabajo doméstico no remunerado y a la poca participación de las mujeres en los programas de la estrategia de inclusión económica. De igual manera, el informe alude a otros proyectos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y del Ministerio de Salud cuya implementación también calificó de deficiente (2017).

Todo lo expuesto revela la necesidad de reconocer, en primer lugar, que las mujeres rurales no son un grupo homogéneo y a menudo se enfrentan a formas entrecruzadas de discriminación (Cedaw, 2016, p. 9). En segundo lugar, las mujeres rurales son promotoras de cambio en varios niveles que impactan en sus propias vidas y en la vida de otras mujeres y hombres (ILC LAC, 2017, p. 7). En consecuencia, el Estado debe elaborar estrategias y programas que tengan en cuenta las distintas realidades de las mujeres y niñas rurales, donde estas sean el centro y sujeto de dichas políticas, con el fin de garantizar el ejercicio de sus derechos humanos y, de la misma manera, la consecución de la igualdad de género y del desarrollo sostenible. El Día Internacional de las Mujeres Rurales presenta cada año la oportunidad para diversos actores, tanto nacionales como internacionales (Estados, organizaciones, sociedad civil, universidades, entre otros), para concientizar sobre esta cuestión tan importante y de realizar acciones que puedan mejorar la vida de las mujeres y niñas rurales.

BIBLIOGRAFÍA

Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer [Cedaw] (2016). Recomendación general núm. 34 sobre los derechos de las mujeres rurales. Doc. Cedaw/C/GC/34. https://www.cinep.org.co/publicaciones/PDFS/20171007.recomendacion_34.pdf

Iniciativa Basada en Compromisos «Mujer Rural y Derecho a la Tierra» – ILC LAC. (2017). La situación de las mujeres rurales en Perú. https://www.cinep.org.co/publicaciones/PDFS/20171002.informe_mujeresrurales_peru.pdf

Naciones Unidas. (2021a). Antecedentes. Día Internacional de la Mujer Rural. https://www.un.org/es/observances/rural-women-day/background

Naciones Unidas. (2021b). Día Internacional de las Mujeres Rurales. Recuperado 2021, de https://www.un.org/es/observances/rural-women-day

ONU Mujeres. (2021c). En la mira: Día Internacional de las Mujeres Rurales. Recuperado 2021, de https://www.unwomen.org/es/news/in-focus/rural-women-day

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook