¡Entreguen sus corazones! La importancia del modelo de Estado en la desvalorización de la vida humana en Shingeki no Kyojin

- - 1 1007 Views
Escrito por Stephanie Cortez, miembro de la Comisión Diálogos Humanos del Equipo de Derechos Humanos

El Derecho es, en su concepción más minimalista en el sentido kelseniano, “un sistema de normas que regula el comportamiento humano” [1]. Como tal, se encuentra presente en casi todas las situaciones cotidianas que atravesamos en la realidad, pero también encuentra un espacio en la ficción, en el mundo literario y audiovisual. En el anime, resulta interesante su manifestación, ya que, al ser una animación japonesa, cuenta con reglas comunes para la sociedad asiática, que resultan ajenas desde nuestra experiencia occidental. Por consiguiente, los animes desarrollados en distopías resultan más llamativas, al peligrar constantemente la vida del protagonista o de la sociedad donde la historia se desarrolla. En las manifestaciones audiovisuales, no solo cambian las reglas del juego de un modo que, en la realidad, nunca sucedería, sino también la valoración de ciertos principios y valores que, a nuestros ojos, resultan incuestionables, como la dignidad y el valor de la vida humana. El artículo abordará la distinta percepción de los derechos humanos y el rol del Estado en un anime distópico que, en los últimos años, ha adquirido popularidad: Shingeki no kyojin.

Personajes de Game of Thrones y su "cameo" en el manga de Shingeki no Kyojin - La Tercera

Shingeki no Kyojin, conocido en nuestro idioma como Ataque a los Titanes, es un manga del género shōnen, escrito por Hajime Isayama. Publicó su primer tomo el 9 de setiembre del 2009, en la revista Bessatsu Shōnen Magazine, y fue adaptada a anime en el 2013 por Wit Studio. El manga ganó el premio Kōdansha Manga Shō de 2011 en la categoría mejor shōnen. Fue elegida Manga del Año en 2013 y 2014 por la revista Da Vinci e incluso su especial recibió un Premio Guinness el 2021 por la publicación de cómic más grande y pesada [2]. Por su parte, el anime logró un récord de 5 premios en las NewType Anime Awards del 2013 [3], e incluso recibió premios internacionales en Estados Unidos y Francia. 

En esta obra, la humanidad sufrió una extinción masiva a manos de los titanes, gigantes sin raciocinio que devoraban únicamente seres humanos [4]. Así que, lo que quedaba de la humanidad se resguardó de los titanes tras 3 murallas circundantes: María, Rose y Sina [4]. Eren Jaeger, el protagonista, es habitante de Shiganshina, distrito del Muro María (exterior), y su historia empieza el día en que 2 titanes excepcionales (el titán colosal y el titán acorazado) rompieron el muro María y ocasionaron la masacre de los habitantes de Shiganshina a manos de los titanes. Entre las víctimas, se encontraba la madre de Eren, a quien vio morir a manos de una titán tras quedar atrapada bajo los escombros de su casa. Eren se propone exterminar a todos los titanes, y se une a la Legión de Reconocimiento para lograrlo, junto a sus amigos de la infancia Mikasa Ackerman y Armin Arlert. No obstante, mientras se prepara para cumplir su promesa, va descubriendo cosas de los titanes y del mundo en que vive, y pone a prueba aquello en lo que siempre creyó verdad.

Una de las particularidades del anime es que, antes del corte, se otorga al espectador información adicional que es obviada en la narración de los eventos. Gracias a ello, sabemos detalles importantes de los titanes, la distribución del poder dentro de las murallas, el funcionamiento de las armas de los soldados, la geografía y de la edificación de las murallas. Así, se conoce que la sociedad de las murallas está gobernada por una monarquía, puesto que la figura del Rey y la familia real (Reiss), cuyo título se pasa de generación a generación, tiene un auténtico monopolio del poder político, militar y religioso. Asimismo, se puede afirmar que es un régimen absolutista, el cual se caracteriza por la concentración del poder en la figura del Rey [5]. En el caso de Shingeki no Kyojin, si bien se muestra la existencia de los tribunales y el poder de la voz de los generales de las Legiones, nos dejan claro que las decisiones del monarca son absolutas e incuestionables. Además, se deja claro que el origen de la legitimidad de su poder es de origen religioso, otorgado por el Culto de las Murallas, cuando los habitantes afirman que son descendientes de las diosas Sina, Rose y María, las “salvadoras de la humanidad”.

220 ideas de Shingeki no titan | shingeky, kyojin, shingeki no kyojin

El modelo de Estado y la sociedad de este anime está inspirado en el Antiguo Régimen europeo. En este periodo, aún no se tenía pista de un concepto tal como el de Derechos Humanos. Ellos no eran considerados inherentes a toda persona, pues hasta la propia vida humana poseía un valor acorde al título que ostentaba. No es hasta siglos después, con la firma de la Declaración de los Derechos del Hombre, que dicho término fue acogido como parte del ideario occidental y, con ello, se dio fin al Antiguo Régimen. Entonces, su caída era necesaria, dado que la justificación y pensamiento sobre el que descansaban era incompatible con el concepto de derechos humanos universales que se buscaba insertar. Para su protección, se tuvo que crear el Estado de derecho, que introdujo un sistema tripartita de repartición del poder y desconcentró el poder que, hasta el momento, descansaba únicamente en la figura del Rey. Bajo este nuevo modelo, es el Derecho la base de la legitimidad del poder [6], lo cual hace posible la aparición de derechos civiles de carácter erga omnes. Con su posterior evolución a un Estado Constitucional de Derecho después de las guerras mundiales, finalmente se llega a concebir los derechos humanos como los conocemos ahora [7].

El Estado Contemporáneo, bajo este contexto, es el ente garantizador de los Derechos humanos, bajo la forma de Derechos fundamentales [8]. En dicho régimen, los derechos humanos se encuentran positivizados e incorporados al ordenamiento en el más alto grado de jerarquía: la Constitución. Así, al ser incorporados como principios constitucionales que irradian a todas las demás normas jurídicas (incluso a las constitucionales), “los poderes del Estado e incluso no estatales se encuentran subordinados a su respeto y protección” [8]. Asimismo, su papel como garante es consecuencia de su fuente de legitimación, la soberanía del pueblo, que pone al Estado al estado del hombre y no al revés [8], como era en el régimen anterior. Sin embargo, esto ocurre en un escenario nada hostil. Todo lo contrario, se produce en un mundo globalizado, de importantes avances tecnológicos, que suele defender la dignidad e igualdad de las personas y esta es percibida como la tarea principal del Estado. Esta es una realidad opuesta a la presentada en Shingeki no Kyojin, donde los humanos se desenvuelven en un entorno hostil para ellos y no se dio ninguno de los hitos mencionados. Allí el Estado, aparte de sus problemas internos, debe afrontar la amenaza de los titanes.

Además del modelo de Estado en el que se inspira esta obra, que es hostil al reconocimiento de igualdad y dignidad universal, cabe revisar el impacto de las condiciones de esa realidad en su percepción. En el mundo de Shingeki no Kyojin, los titanes nos desplazan de la cima de la cadena alimenticia y se vuelven nuestro principal depredador, frente al cual el ser humano es indefenso en términos de fuerza y tamaño. Sin embargo, el ser humano se adaptó a dicho entorno y desarrolló mecanismos para defenderse de estos gigantes. Así, se construyeron las murallas, de un tamaño y grosor que supera el tamaño y fuerza de los gigantes y tras las cuales los habitantes se protegieron. En cuanto a avances tecnológicos, se desarrolló el equipo de maniobras tridimensionales, que les permitía desplazarse por los aires a través del enganche de cuerdas metálicas a una superficie e impulso con gas, así como espadas lo suficientemente grandes y resistentes como para atravesar la carne del titán. Ello era utilizado por los soldados para poder superar los límites terrenales y así poder enfrentarlos o escapar con mayor facilidad. Ahora bien, la ventaja motora aún no supera la física, por lo que seguían siendo pocas las probabilidades de supervivencia tras enfrentarlos y la Legión de Reconocimiento sufría grandes pérdidas tras cada misión.

Bajo esas condiciones, tras la caída de la Muralla María, es esperable que la prioridad de las personas sea la mera supervivencia, asegurar la continuidad de su existencia antes que la vida en dignidad, pues el interior de las murallas dejó de verse como un lugar seguro tras descubrir la existencia de titanes que logran superar sus mecanismos de defensa. La vida, en lugar de una garantía natural, se empezó percibir como efímera, tanto para soldados como para civiles. Mantenerse con vida era una guerra diaria, en la que no solo debían enfrentarse a los titanes, sino a otros seres humanos (los desplazados de la Muralla María) por los recursos mínimos para sobrevivir. 

No obstante, la existencia de los titanes no fue el único factor que orilló a los habitantes de Paradis a percibir de esta manera su propia vida y los derechos humanos. La monarquía de la familia Reiss ocupó un papel importante en la legitimación de dicha percepción y la perpetuación de dichas condiciones de vida. Ello se evidencia desde antes de la caída de la Muralla María, debido a la gran inequidad en la repartición de recursos. Las clases sociales estaban notoriamente divididas en función de su ubicación en las murallas. Así, en la muralla Sina reside la élite de Paradis; en la muralla Rose se ubica la clase media; y en María, las clases sociales más pobres. La brecha de clases se volvió más notoria después de la caída de la muralla María, pues los sobrevivientes debieron disputarse las tierras y recursos de la muralla Rose, mientras la élite y la monarquía se permitieron mantener su ostentoso estilo de vida, como se evidencia en el capítulo 5, en la charla entre Lord Wald y el Comandante Dot Pixis [9].

Pin on Attack on Titan (Shingeki no Kyojin)

Asimismo, la monarquía de Paradis tomó medidas que atentaban contra los derechos humanos y la dignidad de los habitantes. Ello se vio en el segundo episodio del anime, cuando el Gobierno Central en el año 846, en respuesta a la escasez de recursos en la muralla Rose, mando a su muerte a gran parte de los sobrevivientes en un plan para rehabilitar la Muralla María, el cual estaba destinado al fracaso al estar aún plagada de titanes. Como se explica en el mismo capítulo, no hubo ningún sobreviviente de los enviados, pero se soluciona la escasez de alimentos en la Muralla Rose [10]. Otra muestra de ello fue la decisión de los tribunales de utilizar a Eren Jaeger como un arma “a favor de la humanidad” tras descubrir su poder de transformación. Así, Eren pasó a la tutela del Gobierno, específicamente de la fuerza militar, para hacer frente a los titanes, pese a que ello ponía en peligro su vida. Con estos ejemplos, se puede ver el poco valor que atribuye el aparato estatal a la vida de sus súbditos, y su disposición de usar a las personas como medios para cumplir con sus objetivos y no como un fin en sí mismo, como con Eren, atropellando directamente su dignidad. De esta manera, se evidencia que el aparato estatal de Paradis no solo no es garante de los derechos humanos, sino es un agente activo en la vulneración de los mismos.

En conclusión, se puede evidenciar que en el anime Shingeki no Kyojin se cumple con la premisa del Leviatán hobessiano, en la que, previo a la creación del Estado Moderno, las personas se encuentran en un estado de guerra constante para asegurar su supervivencia [11]. Sin embargo, a diferencia de la teoría de Hobbes, ello no dio nacimiento a un Estado absoluto que garantizaba la protección de sus habitantes, sino en un Estado monárquico que encontraba su legitimidad en la divinidad y no en las personas que lo conforman. Si bien el Estado debía enfrentarse a una amenaza externa, los titanes, que ponían en peligro la vida humana, no sirvió de garante para asegurar la vida digna de su gente al interior de las murallas, siendo el aparato estatal un agente activo en la degradación de sus vidas y sus derechos humanos. Ergo, se afirma que el enemigo de la humanidad no solamente son los titanes fuera de las murallas, sino los humanos a quienes ellos confían sus destinos.

 

 

Bibliografía

[1] Kelsen, H. (1982). El derecho: orden de la conducta humana. En Teoría Pura del Derecho (pp. 44-46). Editado y traducido por Vernego, R. Universidad Autónoma de México (original publicado en 1960).

[2] Cine y Series LR (2021, 25 de mayo). Shingeki no Kyojin: manga con edición especial obtiene un Récord Guinness. La República. Obtenido de:
https://larepublica.pe/animes/2021/05/25/shingeki-no-kyojin-manga-con-edicion-especial-obtiene-un-record-guinness/ 

[3] Loo, E. (2013). Attack on Titan Wins Top Prizes in Newtype Anime Awards. Anime News Network. Obtenido de:
https://www.animenewsnetwork.com/news/2013-10-13/attack-on-titan-wins-top-prizes-in-newtype-anime-awards 

[4] Isayama, H. (2014). Ataque de los titanes. Tomo 1 (Urbina, A., trad.). Panini Comics México (original publicado en el 2009).

[5] Uriarte, J. (2019). Absolutismo. Características.co. Obtenido de: https://www.caracteristicas.co/absolutismo/ 

[6] La Torre, A. (1997). El Estado Moderno. En Introducción al Derecho (pp. 18-21). Editorial Ariel.

[7] Fundación Juan Vives Suriá (2010). La historia de los Derechos Humanos. En Derechos humanos : historia y conceptos básicos (pp. 11-19). Fundación Editorial El perro y la rana, Fundación Juan Vives Suriá, Defensoría del Pueblo (colaboración). Obtenido de: http://biblioteca.clacso.edu.ar/Venezuela/fundavives/20170102055815/pdf_132.pdf 

[8] Cruz, E. (2010). Derechos Humanos, Estado de Derecho y Constitución. Criterio jurídico garantista (2), pp. 62-83. Obtenido de:
https://www.corteidh.or.cr/tablas/r28401.pdf

[9] Araki, T. (dir.) (2013). A ti, 2,000 años en el futuro. La caída de Shiganshina — Primera parte (temporada 1, episodio 5). Crunchyroll.

[10] Araki, T. (dir.) (2013). A ti, 2,000 años en el futuro. La caída de Shiganshina — Primera parte (temporada 1, episodio 2). En Ataque a los titanes. Crunchyroll.

[11] Añi, A. (2019). Temas de filosofía moderna [material de clase]. Pontificia Universidad Católica del Perú

Escrito por

1 comentario

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook