Afganistán: Una mirada crítica y feminista sobre el régimen talibán y la vulneración de derechos humanos

- - 0 510 Views

Escrito por Alejandra Vega, miembro del Área de Investigación del Equipo de Derechos Humanos

En una reunión de emergencia por la incertidumbre y preocupación de la situación de Afganistán, luego de la toma de poder del país por parte de los talibanes, el Consejo de Seguridad de la ONU reiteró su compromiso con la defensa de los derechos humanos ante la conquista talibán [1]. En esta reunión, el embajador afgano, Ghulam Isaczai, manifestó su desesperada llamada de socorro para el país pues, si bien los talibanes han comunicado que no serán violentos, lo que se evidencia en las calles es distinto a lo prometido. Este contexto genera temor y miedo en las personas por lo que este grupo es capaz de hacer; especialmente en relación a los derechos de las mujeres, niñas y niños.

Luego de que el pasado domingo 15 de agosto los talibanes tomaran el poder de Afganistán, luego de 20 años desde la última vez que el régimen talibán controlara el país, el pánico entre las y los ciudadanos ha llevado a la desesperada huida de muchos afganos que se encuentran inseguros en su país frente a las posibles acciones de los talibanes a corto y largo plazo. Al respecto, Sakina Amiri, periodista del diario Etilaat Roz en Kabul, ha experimentado de primera mano lo que sería el posible futuro de Afganistán bajo el régimen talibán y las reglas de la sharía, la ley islámica. Sobre su experiencia comentó que “hay que recordar que después de décadas de guerra, preocuparse por la vida y lo que pueda pasar al día siguiente es parte de la vida diaria de todos los afganos. Especialmente las mujeres” [2]. Esto ocurre; debido a que, si bien los talibanes han comunicado que no serán violentos con las personas, se debe recordar que sus leyes y sanciones, especialmente para las mujeres, impiden la vida digna y plena de las mismas al estar totalmente reprimidas de sus libertades.

No existen garantías de lo que hacen y harán los talibanes luego de haber tomado el poder de Afganistán. Por ejemplo, a pesar de que han comunicado que las mujeres tendrán derechos conforme a la sharía, en el pasado fue esta misma ley islámica la que impedía que las mujeres trabajen y salgan de casa sin estar acompañadas de su esposo o familiar hombre. Además, bajo esta normativa, las mujeres son reducidas únicamente a casarse, tener hijos y ser amas de casa, sin la libertad de decidir si este es el futuro que querían. Asimismo, fueron los islamistas radicales quienes en los 90’ restringieron la educación para las niñas mayores de 10 años y se impusieron castigos brutales como la ejecución pública [3]. De esta manera, el caos, desorden y desesperación son actualmente el sentir diario de la población, principalmente en las mujeres y niños.

Secunder Kermani, un periodista británico que logró entrevistar a algunos miembros del grupo talibán, comentó que estos afirman que no están obligando a nadie y que solamente predican cómo es que deben vestirse las mujeres [5]. No obstante, encontrándose él en Afganistán, informó que ha recibido noticias respecto a que algunos taxistas han recibido instrucciones de no llevar a ninguna mujer a la ciudad si es que no están totalmente cubiertas. También informó sobre la noticia de que una mujer fue asesinada justamente por su vestimenta. Frente a los cuestionamientos hacia los miembros talibanes que entrevistó, estos negaron la responsabilidad de tales acciones.

En adición, respecto a la sharía, ley islámica que defiende el Talibán, anteriormente (y se podría afirmar que actualmente, pese a que los miembros del grupo lo nieguen) se caracterizaba por ser una ley violenta, con brutales castigos que vulneraban todo tipo de derechos humanos: desde colgar en un puente a dos hombres acusados de secuestro hasta latigazos en público a quien tiene relaciones sexuales sin haber contraído matrimonio. Ambos son castigos que el juez talibán Haji Badruddin justifica a través de la sharía.

Las declaraciones del grupo islámico son inciertas. A pesar de que el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, afirma que “vamos a permitir que las mujeres trabajen y estudien dentro de nuestro marco” [5] es cuestionable lo que significa el marco islámico y el respeto sobre los derechos de la mujer que este tiene. Por ello, muchas mujeres afganas se encuentran en pie de lucha, vigilantes y dispuestas a protestar por sus derechos. Al respecto, la Revolutionary Association of Women of Afghanistan (RAWA) publicó las posibles 29 prohibiciones que los talibanes podrían volver a imponer como el acceso al estudio y trabajo, así como reírse en voz alta o hasta practicar un deporte [6]. En adición, esta asociación explicó que, a pesar de que el Talibán tomó el control de Afganistán recientemente, la situación de los derechos de las mujeres afganas desde mucho antes venía siendo desigual e injusta. Asimismo, la reportera, escritora y periodista de guerra, Georgina Higueras dijo que “teme que, tras la euforia de estos días en redes sociales, vuelvan al olvido (la situación de las mujeres afganas)” [6]. Este llamado de atención es de gran importancia pues, efectivamente, en la actualidad se ha vuelto muy común que los diversos problemas sociales, políticos y económicos que ocurren alrededor del mundo sean tendencia en las redes sociales y un gran número de personas hable de estos por un tiempo, para luego ser olvidados sin lograrse acciones trascendentales, concretas y eficientes.

El peligro para las mujeres afganas viene en aumento, tanto para las activistas de derechos humanos, como las feministas, políticas y hasta juezas que han condenado al grupo islámico [6].  Por ejemplo, la activista Malala Yousafzai sufrió un atentado a los 15 años por defender el derecho a la educación de las afganas. Otro caso es el asesinato de las dos mujeres del Tribunal Supremo Afgano, en un ataque terrorista en junio de este año [6]. Por ello, el cuestionamiento que erróneamente se hace respecto a “dónde están las feministas” en relación a la situación en Afganistán debería ser cesado al entender que estas mujeres ponen en riesgo sus vidas, y la situación en la que se encuentran es sumamente difícil y genera impotencia al tener que decidir entre ocultarse para preservar su integridad o alzar su voz.

Asimismo, es difícil confiar en los talibanes. Si bien están intentando mostrarse a la comunidad internacional y nacional con una supuesta actitud menos violenta, afirmando que han perdonado a todos y no harán daño a nadie, estas afirmaciones son cuestionables si se considera que este grupo ha cometido atrocidades, atacando y asesinando a niños y mujeres, como en el 2014 que destruyeron una escuela en Pakistán, asesinando a 130 estudiantes [7]. Por lo tanto, es imposible creer si realmente los derechos humanos de los afganos serán respetados con el régimen talibán en el poder.

A modo de conclusión, a pesar de que la situación de Afganistán es compleja y el futuro bastante incierto al no poder afirmar con seguridad que el Talibán aumentará o no la violencia y autoritarismo con el que gobierna el país, el presente texto además de informar, exhorta a que tanto los países que se encuentren en las posibilidades, así como también las personas de manera individual, ayuden a los afganos a través de organizaciones sin fines de lucro que brindan refugio, agua, alimentos y atención médica [4]. Esto, pues el caos que se viralizó en los medios de comunicación donde miles de personas trataban de huir en busca de un asilo todavía no termina, y son miles los afganos que aún no han logrado escapar del régimen talibán. De igual manera, es vital la difusión de organizaciones feministas afganas que actualmente se encuentran luchando para defender sus derechos que corren grave peligro. Todo esto, si bien parece pequeño e insignificante, es trascendental para la, tristemente, interminable lucha en Afganistán.

Bibliografía

[1] Sánchez, M. (2021, 16 de agosto). La ONU muestra inquietud por la amenaza a los derechos humanos y el riesgo terrorista en Afganistán. El País.

https://elpais.com/internacional/2021-08-16/la-onu-muestra-su-inquietud-por-la-amenaza-a-los-derechos-humanos-y-el-riesgo-terrorista-en-afganistan.html

[2] BBC News Mundo (2021, 20 de agosto). Afganistán: la tensa nueva realidad en las calles tras el regreso del Talibán.

 https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-58277229

[3] Hakim, Y. (2021, 13 de agosto). El mundo mira en silencio esta guerra contra las mujeres: el pánico de los que huyen del avance de los talibanes. BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-58208591

[4] Chillag, A. (2021, 17 de agosto) Así puedes ayudar a los refugiados afganos. CNN Español. https://cnnespanol.cnn.com/2021/08/17/refugiados-afganos-ayuda-trax/

[5] BBC News Mundo. (2021, 17 de agosto). Afganistán: el Talibán afirma que las mujeres tendrán derechos “en el marco de la ley islámica”. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-58250263

[6] de Grado, L y Bazán, C. (2021, 18 de agosto). Una nueva guerra para las mujeres en Afganistán.  Efeminista. https://www.efeminista.com/nueva-guerra-mujeres-afganistan/

[7] DW Español. (2021, 16 de agosto). En Afganistán las mujeres empiezan a desaparecer. https://www.dw.com/es/en-afganist%C3%A1n-las-mujeres-empiezan-a-desaparecer/a-58881558

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook