Madre Coraje: Activismo sin miedo en un período de terror

- - 0 6 Views

Escrito por Stephanie Cortez, miembro del Área de Investigación del Equipo de Derechos Humanos

María Elena Moyano, conocida popularmente como “Madre Coraje” es una de las activistas más reconocidas en el Perú. Madre coraje, activista y una de las mayores dirigentes políticas de nuestra historia, es una heroína para todos los peruanos, ya que vieron en ella la única ayuda para subsistir en un escenario dominado por la presencia de los grupos terroristas y la escasez económica producto de la hiperinflación. Moyano nació en una familia humilde, en Barranco, donde vivió sus primeros años; luego, en 1970, su familia se trasladó al nuevo distrito de Villa El Salvador [1]. Estudió Sociología en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, ello le hizo ser aún más consciente de las necesidades de las personas que la rodeaban. Además, es conocida por organizar y ser portavoz de movilizaciones pacíficas opositoras contra el grupo terrorista Sendero Luminoso, por lo cual fue violentamente asesinada por el mismo [2] el 15 de febrero de 1992, a la edad de 33 años.

Las décadas tardías del siglo XIX fueron un periodo de una creciente crisis política, económica y social. En el ámbito económico, el Perú sufrió de una hiperinflación en la década de los 80’s, donde la tasa de pobreza creció exponencialmente a 37% en Lima, 53% en el resto urbano, y 64% en el área rural, siendo Perú sólo superado por Guatemala, según expone Verdera [3]. Asimismo, estas décadas se recuerdan principalmente por el surgimiento de los grupos terroristas Sendero Luminoso (SL) y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), que infundieron terror en todos los peruanos, y fueron autores de numerosas masacres y ataques violentos contra la población civil, autoridades provinciales y comunales, y agentes del gobierno. Para poder hacer frente a los grupos terroristas, el Estado peruano entró en un Estado de emergencia durante los gobiernos de Fernando Belaúnde Terry y Alan García, donde se establecieron distintas restricciones a las garantías de los derechos elementales de la población [4]. Los poderes del Estado y sus instituciones dejaron de ser representativos durante ese periodo, según expresa Pedraglio, “el Perú ingresó en un momento en que el poder político se expresa de manera directa, con débiles canales de representación y una muy baja legitimidad social” [5]. Bajo la justificación de un Estado de excepción, atendieron en menor medida las necesidades mínimas para la vida digna de sus ciudadanos, cada vez más empobrecidos.

Ante este escenario, las acciones de María Elena Moyano significaron mucho para los más pobres de su distrito, ya que encontraron en ella la única ayuda que pudieron obtener en ese momento para seguir subsistiendo, así como una voz que represente sus intereses. Desde su adolescencia, ella fue una activista por los derechos de grupos marginales. Ella fue presidenta del grupo juvenil Renovación, donde se buscaba mantener a los jóvenes alejados de la drogadicción y la violencia intrafamiliar a través de la música y el teatro [6]. Vale la pena destacar que su breve paso por la Universidad en la carrera de Sociología reforzó su convicción de lucha contra la pobreza, la desigualdad de género y la defensa de los derechos humanos. Ya en su vida adulta, desde su posición de Presidenta de la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador (FEPOMUVES) y posteriormente como Alcaldesa de dicho distrito, estuvo a cargo de numerosos programas sociales para alimentar a las familias pobres de su distrito, como inaugurar y administrar los comedores populares y promocionar el Programa Vaso de Leche. Asimismo, combatió el terrorismo, que amenazaba con extenderse hasta Villa El Salvador, a través de mecanismos pacíficos, pero desafiantes.

Principalmente, Moyano fue un personaje importante para la reivindicación del activismo y espacio de las mujeres en la esfera pública. Poco después de tener a su segundo hijo, en 1983, María Elena fundó el club de madres Micaela Bastidas para defender a las madres de la manipulación de la Ofasa y otros organismos gubernamentales encargados de la ayuda humanitaria [6]. Ese mismo año, fue precursora de la formación de la Federación de Mujeres (FEPOMUVES), considerada por muchos como “la única experiencia en todo Lima de centralización del movimiento femenino” [7]. Esta organización, además de tratar los problemas comunales como la alimentación y subsistencia, también se trataron problemas de carácter personal y de género. Al año siguiente, con Moyano como presidenta de la organización, obtuvo la dirección del Programa Vaso de Leche, recién inaugurado el año anterior. Asimismo, lograron crear varios comedores populares a lo largo del distrito, como respuesta al hambre generada por la pobreza y miseria de muchos de los residentes. Ambos programas eran gestionados por la Federación en su totalidad, pero abastecidos por parte de la Municipalidad. La insistencia de Moyano para volver estas actividades como exclusivas de la Federación resultó en una experiencia de empoderamiento para esas mujeres, al revalorizar sus propias capacidades y caer en cuenta de la importancia de su trabajo en la esfera social [7]. Debido a esto, creó los clubes de madres, para fortalecer y fomentar las habilidades de organización y gestión en más mujeres.
En síntesis, María Elena Moyano fue una gran activista por los derechos humanos que logró dejar su legado en la historia de nuestro país. Las acciones que realizó en su posición, desde su adolescencia hasta su muerte, marcaron la diferencia para toda la comunidad de Villa El Salvador. El Programa Vaso de Leche y los comedores populares de la Federación, desarrollados durante su gestión en FEPOMUVES, salvaron de morir de hambre a los cientos de familias pobres que habitaban en su distrito. Dichos programas siguen activos en la actualidad y se han extendido a nivel nacional, por lo que sigue mejorando la calidad de vida de las familias de hoy en condición de pobreza. Por otro lado, los comedores populares autogestionados han jugado un papel importante durante la pandemia, al punto de ser objeto de leyes que los apoyan. Por otro lado, se reconoce la lucha contra la violencia de género en dicho distrito mediante el empoderamiento de las mujeres en estas organizaciones. A María Elena Moyano le fue arrebatada la vida a una edad joven, pero su legado sigue vivo y continúa cambiando la vida de miles de personas. Tal y como exclamaron en su funeral: “La balearan, la dinamitaran y no podrán matarla”.

___________

Referencias bibliográficas:
[1] Bicentenario del Perú 2021 (2020). María Elena Moyano, la Personalidad Meritoria de la Cultura de Villa El Salvador. Consultado el 19 de marzo de 2021.
https://bicentenario.gob.pe/maria-elena-moyano-la…/
[2] Zapata, Antonio (2012). El asesinato de María Elena Moyano. Tarea, 79, 51-53. Consultado el 19 de marzo de 2021.  
https://tarea.org.pe/…/Tarea79_51_Homenaje_Maria_Elena…
[3] Verdera, Francisco (2001). Causas del agravamiento de la pobreza en el Perú desde fines de la década de 1980. En Pobreza, desigualdad social y ciudadanía. Los límites de las políticas sociales en América Latina (pp. 127-165). Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Consultado el 21 de marzo de 2021.  
http://biblioteca.clacso.edu.ar/…/201010290…/8puyana.pdf
[4] Comisión de la Verdad y Reconciliación (2009). Los gobiernos nacionales durante la violencia. En Félix Reátegui, El sistema político durante el proceso de violencia (pp. 39-238). Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (IDEHPUCP). Consultado el 20 de marzo de 2021. 
https://idehpucp.pucp.edu.pe/…/sistema_politico_durante…
[5] Pedraglio, Santiago (2018). Siguiendo la coyuntura 1990-1992: “y la violencia y el desorden crearon a Fujimori…”. Discursos Del Sur, Revista De Teoría Crítica En Ciencias Sociales (2), 117-143. Consultado el 20 de marzo de 2021.  
https://doi.org/10.15381/dds.v0i2.15479
[6] Anónimo (s/f). María Elena Moyano (1952-1992). Mujeres Bacanas. Consultado el 19 de marzo de 2021.  
https://mujeresbacanas.com/maria-elena-moyano-1958-1992…/
[7] Miloslavich, Diana y Centro De La Mujer Peruana Flora Tristán (1993). María Elena Moyano. Perú, en busca de una esperanza. Ministerio de asuntos sociales. Consultado el 21 de marzo de 2021.  
https://conociendovillaelsalvador.files.wordpress.com/…

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook