Hablemos del derecho a la muerte digna: Trascendencia del caso Ana Estrada para los derechos humanos del Perú

- - 0 5 Views

Escrito por Mariel Abad, miembro del Área de Investigación del Equipo de Derechos Humanos

El pasado 25 de enero del 2021, la Corte Superior de Justicia de Lima declaró que el Ministerio de Salud, el de Justicia y EsSalud deben respetar la decisión de Ana Estrada de ponerle fin a su vida a través del proceso de eutanasia [1]. Para muchos miembros de la sociedad civil, la muerte en condiciones dignas es un concepto totalmente nuevo y, para otros, es incluso reprochable e inconcebible. En ese sentido, es imprescindible conocer la trascendencia del caso de Ana Estrada para los derechos humanos en el Perú. Sin embargo, no solo es necesario conocer el motivo de su lucha y los derechos que se han tutelado, sino que, además, amerita reconocerla como activista de su causa, mujer empoderada y, sobre todo, un ser humano que, paradójicamente, encontró en la búsqueda por la muerte una motivación para vivir [2]. 

Ana Estrada Ugarte es psicóloga por la PUCP, escritora de un blog personal, activista por las personas con discapacidad y, desde el 2019, activista por el derecho a una muerte digna. A los 12 años tuvo el primer síntoma de la enfermedad que la obliga a mantenerse conectada a un respirador mecánico durante prácticamente todo el día. La polimiositis es una enfermedad degenerativa y autoinmune que debilita a través del tiempo los músculos del cuerpo [3]. Desde que ingresó a UCI en el año 2015, la vida de Ana cambió para siempre, pues perdió la poca autonomía y privacidad que tenía, su cuerpo se desgastó por los casi 6 meses de internamiento y le colocaron una traqueostomía que ahora le dificulta el habla. Además, Ana cuenta en su blog cómo este proceso la afectó emocionalmente [2]. 

El proceso de eutanasia está permitido en muy pocos países. Algunas asociaciones en Suiza permiten que extranjeros accedan a la muerte asistida con un costo de hasta 10 mil euros anuales [3]. Pese a que Ana intentó ahorrar para viajar a este país [3] e incluso pensó en realizar el procedimiento en la clandestinidad [4], decidió que debía ser el Estado peruano el encargado de reconocer su derecho a una muerte digna. Por ello, en el año 2019 empezó a escribir el blog “Ana busca la muerte digna”, realizó una petición en la plataforma Change.org y, finalmente, la Defensoría del Pueblo presentó una demanda de amparo para que el sistema de justicia peruano reconozca su derecho a decidir libremente cuándo y cómo morir [5]. 

Pero, ¿en qué consiste el derecho a la muerte digna en el Perú? Ana Estrada “quiere tener el control de su cuerpo, de su tiempo y de poder elegir cuando morir” [5]. Este deseo no implica buscar la muerte en un futuro inmediato, sino la libertad de decidir cuando el sufrimiento es intolerable. Por esto, ahora su lucha es por la vida [5]. El juez constitucional determinó que, si bien el derecho a la muerte digna no se encuentra mencionado explícitamente en la Constitución peruana, este se deriva de la dignidad humana garantizada en el artículo 1 de la Carta y reconocida en distintos artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos. Asimismo, argumentó que este derecho se deriva a su vez de la autopercepción de la persona humana que parte de su decisión autónoma, y como tal, el derecho a la muerte digna debe ser protegido [6].

Vale la pena destacar que, a través de los años, el tratamiento para la polimiositis fue necesario y aceptado por Ana; sin embargo, va a llegar un punto en su vida en el que el tratamiento solo estará impidiendo su muerte natural perpetrando una vida que no es acorde a su dignidad [6]. Aguilera y Gonzales reafirman lo sentado por la sentencia, pues enfatizan en el daño físico y mental, y la vulneración de su dignidad que se ocasiona a una persona forzada a vivir en contra de su voluntad [7]. En este aspecto las palabras de Ana son sinceras: “…mientras no tenga el poder de mi libertad seguiré viviendo presa en un cuerpo que se está deteriorando cada minuto (…). Ese infierno será eterno y, repito, mi mente estará completamente lúcida para vivir cada dolor en una cama de hospital sola y queriendo morir” [6]. 

Finalmente, reconocemos la labor de activismo que Ana realiza en sus redes sociales y su blog personal para el ejercicio de sus derechos y la ciudadanía en general. Recordemos que el juez Ramírez ejerció control difuso para inaplicar el artículo 112 del Código Penal en el caso concreto, pues la penalización de la eutanasia como homicidio piadoso, afecta su derecho a la muerte digna. Esta inaplicación es vinculante solo inter partes; no obstante, abre la puerta a la eutanasia en la agenda pública y puede trascender a casos similares. Carlos Rivera, abogado del Instituto de Defensa legal, señala que el Poder Judicial emitió una sentencia histórica que establece un precedente sobre la eutanasia en el Perú [8]. Además, la exministra de Justicia, Ana Neyra, detalló que la sentencia podrá ser empleada por otra persona en una situación similar a la de Ana [9].

En conclusión, el caso de Ana Estrada es fundamental para la defensa de los derechos humanos en el país pues se reconoció por primera vez el derecho a una muerte digna que implica una decisión en el ejercicio de la libertad. Además, rescatamos la decisión del juez constitucional al reconocer que este derecho sí está garantizado por la Constitución, refutando así el argumento formalista de la defensa. Tal como Ana mencionó en una entrevista: “Que no exista una ley no significa que el derecho no esté ahí (…)” [10]. Como comentario final, la atención mediática que recibió el caso permitió que las y los candidatos a la Presidencia del Perú hagan pública su posición sobre la eutanasia, lo que enriquece la contienda electoral.  

______

Referencias:

[1] Defensoría del Pueblo. (2021) En busca de una #MuerteDigna. https://www.defensoria.gob.pe/en-busca-de-una-muerte-digna/

[2] Estrada, A. (2019). La muerte y el Estado. Ana busca la muerte digna.https://anabuscalamuertedigna.wordpress.com/page/2/

[3] El Comercio. (2021, 7 de enero). Ana Estrada: así comenzó la lucha de la peruana que reclama el derecho a la muerte digna. https://elcomercio.pe/…/ana-estrada-asi-comenzo-la…|asistida-defensoria-del-pueblo-noticia/

[4] Pighi, P. (2021, 2 de marzo). Ana Estrada y la eutanasia en Perú: “Me están diciendo ‘tranquila, ya nadie va a ser culpable si decides morir'”. BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-56248478

[5] Pighi, P. (2021, 25 de febreo). “La búsqueda de la eutanasia me ha dado una razón para vivir”: la mujer que logró que la Justicia de Perú le reconozca su derecho a la muerte asistida. https://www.bbc.com/mundo/noticias-50943631

[6] Corte Superior de Justicia de Lima. (2021, 24 de febrero). Sentencia 00573-2020-0-1801-JR-DC-11.https://www.pj.gob.pe/…/D_Sentencia_Ana_Estrada_250221…

[7] Aguilera, R., Gonzalez, J. (2012). Derechos humanos y la dignidad humana como presupuesto de la eutanasia. Derecho PUCP, 69, 151-168.

[8] Rivera, C. [@IDL-Rivera]. (2021, 5 de febrero). El Poder Judicial ha emitido una sentencia histórica en el caso de #Ana Estrada estableciendo un precedente sobre la eutanasia en el Perú [tuit]. Twitter. https://twitter.com/IDL_Rivera

[9] RPP Noticias. (2021, 7 de enero). Ana Neyra: “El derecho a la vida implica también el derecho a una muerte digna” . YouTube https://youtu.be/PZPq-4xmkFY

[10] Made for Minds. (2021, 25 de febrero). El caso Ana Estrada abre la puerta a la muerte asistida en Perú.https://www.dw.com/…/el-caso-ana-estrada…/a-56706874

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook