¡Hablemos de Myanmar! Análisis crítico y reflexivo en torno al último golpe de estado militar.

- - 0 5 Views

Escrito por Norma Pérez y Alejandra Vega, miembros del Área de Investigación del Equipo de Derechos Humanos

El 1 de febrero del presente año, en el Estado de Myanmar (también conocido como Birmania), localizado en la región del Sudeste Asiático, sucedió un golpe de Estado militar perpetrado por el Tatmadaw, ejército birmano. Horas antes, el comandante en jefe de las fuerzas armadas, el general Min Aung Hlaing, ordenó a sus tropas que se apoderaran de la capital. Luego, anunciaría por televisión el establecimiento de un estado de emergencia durante un año, después del cual se celebrarían elecciones generales. El estado de emergencia hizo que todo el poder legislativo, ejecutivo y judicial se transfiriera al general Min Aung Hlaing [1]. Sobre el particular, cabe resaltar que este hecho ocurrió un día antes de que el Parlamento de Birmania jurara a los nuevos miembros electos en las últimas elecciones generales de noviembre de 2020, donde el partido “Liga Nacional para la Democracia” (LND) de la lideresa birmana Aung San Suu Kyi ganó por abrumadora mayoría [2].

El Tatmadaw, por su lado, alegó, aunque sin mayor prueba, que hubo fraude en dichos comicios. Asimismo, el día del golpe, Suu Kyi y otros líderes del partido LND fueron arrestados en una serie de redadas. De esta manera, la incipiente democracia de Myanmar nuevamente ha sido puesta en jaque por los militares, quienes han vuelto a un mando que, en realidad, nunca habían abandonado [3].

Ahora bien, frente a ello, la respuesta de la población, particularmente de los jóvenes, ha sido la de actuar colectivamente a favor de la democracia en Myanmar, a través de mecanismos como la protesta ciudadana, huelgas laborales, entre otros esfuerzos no violentos de oposición al régimen militar. En específico, resaltan las movilizaciones que se extendieron en diferentes ciudades del país. Las fatalistas palabras de Tayzar San, un joven activista por la democracia, nos revelan el riesgo que ello conlleva: “Creo que debo contribuir incluso con mi vida para oponerme a este golpe militar y a esta dictadura” [4]. Lamentablemente, el tenso y complejo escenario político ha derivado, una vez más, en masivas y graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por el Estado de Myanmar contra sus ciudadanos y ciudadanas. Así, por ejemplo, las más representativas son las detenciones masivas de manifestantes pacíficos, activistas y periodistas, la privación arbitraria de la vida de manifestantes por parte de los agentes militares, condenas a pena de muerte sin debido proceso, entre otras. A la fecha, se reportan unas 3000 personas detenidas, y más de 570 personas asesinadas, incluidos niños/as y adolescentes [5].

A continuación, denunciamos la concreta situación que viene sucediendo en Myanmar, y a propósito, realizamos un primer análisis sobre la violación de dos de los derechos humanos que vienen siendo gravemente lesionados: el derecho a la libertad personal y el derecho a la vida (ambos reconocidos en el Art. 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en adelante DUDH).

En primer lugar, respecto a las detenciones masivas de manifestantes pacíficos, relacionado a la violación del derecho humano a la libertad personal, es propicio señalar que se trataría de privaciones de libertad arbitrarias (Art. 9 de la DUDH) en tanto estas se habrían dado por el mero ejercicio legítimo de derechos o libertades de los ciudadanos, como la libertad de opinión y de expresión y libertad de reunión y asociación pacíficas, proclamados respectivamente en los artículos 19 y 20 de la DUDH. Otro ejemplo que retrata el grado de violación de libertades en Myanmar a propósito del último golpe militar es la situación de 19 personas arrestadas y condenadas a pena de muerte por el presunto asesinato de un capitán de ejército, según reportó el canal de televisión Myawaddy, propiedad del ejército birmano. Asimismo, se precisó que 17 de ellas fueron sentenciadas en ausencia y que la ley marcial había sido declarada en el distrito de su localización, permitiendo que los consejos de guerra dicten sentencias [6].

De tal manera, también se han visto vulneradas distintas garantías de justicia y defensa, como la de ser oído públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación o examen de cualquier acusación contra la persona en materia penal (Arts. 10 y 11 de la DUDH). Al respecto, cabe señalar que las detenciones y arrestos arbitrarios también pueden constituir un grave peligro para la salud o la vida de las personas, toda vez que las situaciones de violaciones de derechos humanos son complejas.

De lo retratado hasta el momento, podemos recalcar que otro derecho humano gravemente lesionado es el derecho a la vida. Este derecho “constituye la fuente de la que manan todos los derechos humanos, por lo que merece el mayor de los respetos” [7]. Lamentablemente, en Myanmar, ya son más de 570 las personas que han sido asesinadas a manos de las fuerzas del orden, las cuales han utilizado desde balas de goma hasta armas letales. Lo más grave es que entre las víctimas se encuentran niños/as y adolescentes. Una de ellas fue Pan Ei Phyu, adolescente que se dedicaba a compartir en la plataforma de TikTok videos cantando por la democracia y, sin siquiera asistir a las protestas, fue asesinada por un disparo en su hogar al permitir que ingresaran manifestantes que huían de la represión policial [8]. 

En esa misma línea, CNN ha documentado casos de niños que recibieron disparos en sus hogares o mientras se encontraban jugando fuera. La muerte de Khin Myo Chit es uno de ellos; una niña de tan solo 6 años que fue asesinada a tiros en los brazos de su padre después de que las fuerzas de seguridad derribaran la puerta de su casa en la ciudad de Mandalay [9]. Todo ello evidencia la inexistente tutela del derecho humano de la vida de las personas en el Estado de Myanmar. Sobre el particular, es importante destacar que el derecho a la vida no solo significa no atentar contra ésta a través de mecanismos de violencia, sino también permitir una vida digna; lo cual implica que las personas tengan pleno goce de sus derechos y libertades fundamentales, tales como el acceso a la información pública, la libertad de movimiento y el derecho a la salud, este último de crucial importancia, actualmente, por el contexto de la pandemia por la COVID-19 [10].  

Finalmente, comprendemos que, “habiendo crecido con un nivel de democracia y libertades políticas y económicas que sus padres y abuelos no tenían, los jóvenes de Myanmar que lideran el movimiento de resistencia siguen decididos a luchar por lo que ven como su futuro, y dicen que no desistirán” [11]. Por todo lo expuesto, es importante no solamente condenar la brutal represión sino también rescatar el valeroso actuar de la población de Myanmar, que únicamente reclama el respeto de sus derechos y libertades fundamentales en aras de que se les garantice una vida en paz y democracia duraderas, libres de la violencia y la represión que aún persisten como políticas en dicho Estado.

__________

Referencias bibliográficas:

[1] Noticias ONU. (2021, 12 de febrero). Myanmar: El Consejo de Seguridad debe evaluar todas las opciones, incluidas sanciones y embargos de armas.
https://news.un.org/es/story/2021/02/1488012

[2] BBC News Mundo. (2021, 1 de febrero). Myanmar: el ejército toma el poder tras detener a Aung San Suu Kyi y otros líderes civiles.
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-55882613

[3] El País. (2021, 20 de febrero). La democracia en Myanmar salta una vez más por los aires. Los jóvenes se aferran a ella.
https://elpais.com/…/2021…/myanmar-vuelve-al-pasado.html

[4] BBC News Mundo. (2021, 12 de febrero). Golpe de Estado en Myanmar: “Creo que debo contribuir, incluso con mi vida, a oponerme a la dictadura”.
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-56026039

[5] CNN. (2021, 9 de abril). Imágenes sensibles: así es la brutalidad que se está viviendo en Myanmar.
https://cnnespanol.cnn.com/…/brutalidad-myanmar…/

[6] USNEWS. (2021, 9 de abril). Myanmar Sentences 19 to Death for Killing Associate of Officer: Military TV.
https://www.usnews.com/…/myanmar-sentences-19-to-death…

[7] Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos. (1998). Folleto informativo N° 11 (Rev.1) – Ejecuciones Sumarias o Arbitrarias.
https://www.refworld.org.es/pdfid/479da7472.pdf

[8] BBC News. (2021, 12 de abril). Myanmar coup: The people shot dead since the protests began. 
https://www.bbc.com/news/world-asia-56636345

[9] CNN. (2021, 25 de marzo). Grieving family of young girl shot dead by Myanmar’s military forced into hiding. 
https://edition.cnn.com/…/myanmar-family…/index.html

[10] Human Rights Watch. (2020, 21 de abril). Covid-19: Una lista de verificación de derechos humanos. 
https://www.hrw.org/…/covid-19-una-lista-de…

[11] CNN. (2021, 9 de abril). Myanmar military denies responsibility for child deaths and says elections could be pushed back. 
https://edition.cnn.com/…/myanmar-zaw-min…/index.html

Escrito por

No hay comentarios

Sigue leyendo

0Posts

0Posts

Busca algún tema

Lo más leído

Categories

Síguenos

Facebook